Yamaha RX-V477

Yamaha RX-V477, amplificador para tu home cinema

Por el 14 de enero de 2015, en Imagen y sonido

A la hora de elegir un sistema de sonido para la tele de tu casa, hay muchísimas opciones, y algunas de ellas te van a dejar a medias. Quiero ayudarte contándote mi historia, cómo he llegado hasta aquí, y lo que he comprado.

Se trata de que no tengas que arrepentirte de ninguna decisión, dejando claros algunos conceptos y ofreciéndote una primera recomendación: compra un buen amplificador y a partir de ahí ya veremos.

Pero lo vamos a hacer sin hablar de vatios, ni hercios, ni decibelios, ni conceptos que la gente normal no tenemos por qué entender.

¿Me compro un conjunto de altavoces autoamplificado con Blu-ray?

Blu-ray

Puede ser una buena idea, si tus expectativas son muy bajas y quieres gastarte muy poco dinero. Los hay muy baratos, pero tienen muchas pegas, por supuesto.

  • Puede que los altavoces solo sean compatibles con ese sistema, o ese Blu-ray. Si se rompe algo, puede que se rompa todo.
  • Esos pequeños altavoces no te van a dar ni de broma la calidad de sonido de unas buenas cajas acústicas.
  • Vas a mejorar los altavoces de la tele, pero no de manera espectacular.
  • A todo esto, ¿para qué quieres un Blu-ray?

Si quieres un Blu-ray, cómprate uno. Si quieres unos altavoces no tienes por qué tragarte un Blu-ray con la compra.

Los hay también caros, lo cual es aún peor idea. Si te vas a gastar mucho dinero, es una pena que no te compres un amplificador como mínimo como el que te vamos a recomendar.

¿Me compro una barra de sonido (soundbar)?

Barra de sonido

Para que una de esas barras tenga la calidad suficiente para superar a un buen par de altavoces de estantería o de suelo, tienes que irte a modelos muy caros. Y sigue siendo una barra, que va a intentar emular cosas, nada que ver con un sistema de audio multicanal real. Mala idea.

Compré una, y la tuve que devolver. Y no desde un punto de vista de manías o preferencias, aquello claramente no sonaba nada bien. Seguro que las hay mejores que la que compré, pero ya me hice una idea de que no era buena idea.

Nuestra recomendación: un amplificador y altavoces independientes

Yamaha RX-V477

Esta es la opción buena, pero tiene un problema: el precio. Mi objetivo en este artículo es presentarte una manera de escoger esta opción sin que tengas que arruinarte.

Un amplificador va a permitirte conectar casi cualquier cosa, y te va a dar margen para que puedas añadir o quitar elementos a tu gusto, sin comprometer la calidad del sonido.

Es la pieza fundamental, sobre la cual vas a poder construir tu sistema, no se te va a quedar corto y te va a permitir hacer cosas interesantes.

El Yamaha RX-V477 tiene todas las características necesarias, y buenas críticas, por unos 300 euros. Es un buen dinero, pero es de los baratos, dentro de los competidores de sus mismas características. Y por eso lo he comprado.

¿Qué tiene de interesante?

Yamaha RX-V477

  • Decodifica todo tipo de audio multicanal.
  • Tiene 6 entradas HDMI.
  • Puedes reproducir música desde tu iPhone usando Airplay, sin cables.
  • Y lo mismo con Spotify.
  • Puedes controlar todos los ajustes con una app en tu móvil.
  • Toda clase de entradas de audio adicionales y USB.
  • Se configura solo prácticamente, tal como viene de fábrica no hay casi nada que tocar.

Tiene más cosas, como radio AM/FM, y un montón de perfiles de sonido, para que encuentres el ajuste que más te guste. Esto no me parece interesante, se trata de que las cosas suenen bien sin trucos, con la escucha más plana posible, pero ahí lo tienes si quieres.

A poco que tengas el Canal Plus, la PlayStation y un reproductor multimedia, ya tienes un buen lío de cables en la tele, y se te va a quedar corta de entradas.

Este ampli ha jubilado un concentrador HDMI que tenía, ya que ahora todos mis aparatos van enchufados por HDMI directamente al ampli. No es ninguna bobada.

No tiene WiFi ni Bluetooth como sus hermanos mayores, pero si tu router está cerca, podrás poner un cable de red. Y si no puedes vivir sin el Bluetooth siempre le puedes poner un adaptador. Para mi estas cosas no son importantes.

Porque por supuesto lo importante es que suena bien, y aquí hay que creerse un concepto abstracto como que suena “bien”, porque son cosas difíciles de medir. Yo simplemente me he fiado de las críticas, y ciertamente lo que oigo por los altavoces me suena bonito y equilibrado.

¿Qué es lo siguiente?

Ahora ya podemos comprar un buen conjunto de altavoces para nuestro sistema multicanal, los hay de todos los precios.

Precisamente el precio es un buen indicativo de la calidad de lo que compras, si te gastas 100 euros en un sistema de altavoces 5.1, incluyendo seis altavoces, ya te puedes hacer una idea de que lo que estás comprando no va a ser espectacular.

Pero ¿por qué tanta prisa? Puedes empezar comprando una buena pareja de altavoces frontales, la que tú quieras dentro de tu presupuesto. Un buen estéreo es mucho mejor que un mal multicanal, eso está claro.

Si tienes ese buen estéreo, más tarde podrás añadir el frontal, que es muy chulo tenerlo para las películas, y por útlimo unos traseros decentes.

¿Qué pasa con el subwoofer?

Ah sí, el rompecristales. Yo he optado por comprar unos altavoces frontales que no se queden cortos de graves, y pasar del subwoofer. Al fin y al cabo estás en tu casa viendo una peli o jugando a la play, no en una rave.

Todos los amplis traen el típico ajuste para poner graves más exagerados si te van este tipo de cosas, pero no tienes por qué sobrecargar la estética de tu salón con ese cajón de sonidos del infierno.

Pero por supuesto, aquí cada cual que haga lo que le pida el cuerpo, o lo que le dejen sus vecinos…

¿Entonces cuáles me compro?

Altavoces de suelo

Yo opté por unos altavoces de suelo de la misma marca, unos Yamaha NSF-150, de 180 euros cada uno, y solo los de delante de momento. Son los de la foto, un poco monstruosos a primera vista ya que su metro de alto impone, me llegan al ombligo.

La diferencia que he notado con los altavoces autoamplificados de 100 euros que tenía es brutal. Oigo cosas que no se oían antes, al menos no de la misma manera. Hay una presencia, y un brillo que te mete de lleno en lo que estás viendo en la tele. Y por supuesto los graves son brutales, y sin subwoofer.

Realmente por un poco más de dinero puedes acceder a marcas más interesantes en altavoces que Yamaha, como Dali, Q-Acoustics, Tannoy, B&W… hay montones de marcas y mucha delicatessen, puedes gastarte lo que quieras. Yo elegí estos altavoces porque me salieron bien de precio y sabía que iban a ser suficiente.

No voy a recomendar ni los que he comprado ni ningún otro altavoz, creo que aquí es donde empieza a entrar en juego el presupuesto de cada uno.

Al final sumando sale un buen dinero, pero recuerda, se trata de conseguir un sonido especialmente bueno, dentro de lo posible. Ten en cuenta que podrías gastarte el mismo dinero en otras opciones menos deseables.

Por qué deberías comprar este amplificador

La primera pieza de tu home cinema puede ser este ampli Yamaha, que te va a abrir el camino, sin soundbars, sin blu-rays, ni altavoces con conectores dedicados, ni altavoces pequeños y supuestamente buenos.

El precio

310 € en Amazon

Comprar en Amazon.es

0

Responder